Best Rate Guarantee

Llegada Salida


Chianti Hotel Villa Casagrande Figline Valdarno - Historia
Póngase en contacto con nosotros: 055 9544851
Via G.B. del Puglia 61 Figline Valdarno (FI), Ver en mapa
Italian - ItalyEspañol(Spanish Formal International)Deutsch (DE-CH-AT)English (United Kingdom)
Historia
"La antigua casa, los vestigios de tiempos pasados y el silencio te trasladan lejos del tumulto de la vida cotidiana asì se despierta un vago deseo de descansar entre esas paredes en la que parece haber encontrado finalmente la paz."

Es asì como el famoso novelista francés, Paul Bourget, describió Villa Casagrande: "¡Oh qu'il serait bon de vivir ici et d'Gouter y la paix", respondió: "Dites plutôt qu'il serait d'avoir bon cet Estado d 'âme aquí permiten vous ici de vivir y de Gouter y la paix .

La histórica residencia de Villa Casagrande, en el centro de Figline Valdarno fue construida a finales del 1300, por un notario florentino, Ser Ristoro que llegó a Florencia en 1384 y se convirtió en notario de la Señoría, se convirtió en poco tiempo en un lugar privilegiado de artistas y filósofos.
Elegante refugio lejos del ruido de la ciudad, Villa Casagrande mantiene intacto el encanto y atracciòn de esa época, cuando el humanista Marsilio Ficino impartìa sus lecciones a los Serristori y a la alta aristocracia en los albores del Renacimiento, sus habitaciones hospitaron a Carlos VII de Borbón, Rey de las Dos Sicilias, el rey Carlos V de España y el gobernante del Sacro Imperio romano y hasta el Príncipe y María José durante la luna de miel.
Villa Casagrande también fue amada del Papa León X, hijo de Lorenzo el Magnífico, motivo por el cual la familia Serristori tuvo el privilegio de añadir a su escudo de armas el lirio de bola de la familia de los Medici con la inicial L. X.

En el portal se recogen muchos símbolos de aquellos tiempos: inscripciones, fragmentos originales o reproducidas fielmente, escudos de armas de los diputados, comisarios, el poder, los capitanes que aún hoy en los palacios Pretori de la Toscana atestiguan los servicios prestados por los Serristori a la República.

Alojarse en Villa Casagrande es disfrutar de la comodidad y calidad contemporaneamente, como tambièn en el mismo tiempo poder disfrutar de la rica historia del lugar.